lunes, 17 de octubre de 2011

DOMUND 2011: “Así os envío yo”

La mejor expresión de la cooperación misionera son los misioneros y misioneras que han partido de nuestras tierras para seguir el rastro del Maestro, enviado a su vez por el Padre. Ellos salieron de una familia donde fueron iniciados a la fe y a la vida cristiana. Estos misioneros y misioneras han tomado el testigo de otros que les han precedido, y lo entregarán a quienes Dios llame para continuar su labor, porque en el origen de cada comunidad cristiana siempre hay un misionero que hace visible el Misterio pascual de Jesús.




Así os envío yo” es la expresión final de la Eucaristía, en la que, después de oír la Palabra de Dios y ser alimentado con el Cuerpo y Sangre de Cristo, el creyente es enviado a anunciar el Evangelio: “Podéis ir en paz...”. Este envío ha de resonar en el corazón y en la mente con fuerza sobrenatural para transformar la existencia en implicación misionera para la Jornada, el mes, el año, la vida: para siempre. Así lo recuerda el Papa en su Mensaje: “La dimensión misionera de la Iglesia es esencial”, y es importante que tanto cada bautizado como las comunidades eclesiales se interesen en la misión de forma constante; “la misma Jornada Mundial de las Misiones no es un momento aislado en el curso del año, sino que es una valiosa ocasión para detenerse a reflexionar si respondemos a la vocación misionera y cómo lo hacemos; una respuesta esencial para la vida de la Iglesia”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información