viernes, 2 de diciembre de 2011

JUAN MANUEL COTELO: 'La autopista desde el cielo a la tierra es de doble sentido: No va a la nada ni viene de ella'


¿Cree que es posible alcanzar el cielo desde la tierra?
No sólo creo que es posible, sino que no hay otro camino. Desde el momento en que Dios se hizo hombre para quedarse a vivir entre los hombres para siempre, la autopista desde el cielo a la tierra es de doble sentido. Para llegar es necesario recorrer un camino lleno de aventuras, pagar peajes, echar gasolina, atravesar momentos gozosos y otros de oscuridad, hay placer y dolor, pero esta autopista no va hacia la nada ni procede de ella. En nuestra mano está el detenernos o el caminar con paz y alegría. 

Porque estoy convencido de que no existe ninguna otra receta como la fe y el amor de Dios para transformar positivamente a cada persona y al mundo. Quienes ya hemos probado con otros caminos, tenemos esa pequeña autoridad para poder hablar así. 

Todos piensan que alcanzó una santidad compuesta de pequeños actos de amor, sin alardes. En él destacan virtudes que todos podríamos vivir: escuchar a los demás o consolar al que sufre.

¿Es posible vivir la fe con naturalidad en un mundo como el de hoy?
El corazón del hombre no ha cambiado. Las personas necesitamos dar con nuestras raíces, con nuestro destino. Mientras no demos con el camino correcto, estaremos en tensión. Es posible y necesario encontrar el camino del amor, ahora y siempre.

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información