domingo, 30 de noviembre de 2014

1º DOMINGO DE ADVIENTO: ¡VIGILA!

Hoy empezamos en la Iglesia un nuevo año litúrgico con el tiempo del Adviento. Es una especie de “año nuevo” para nosotros, y lo iniciamos expresando nuestra esperanza en Dios; en este Dios que ha venido, viene y siempre quiere seguir viniendo a nosotros. Por eso, también, el Adviento es un tiempo de preparación para acoger al Dios que siempre viene, que quiere seguir naciendo en nosotros, para continuar su obra de salvación en nuestro mundo, para ayudarnos a todos sus hijos a tener vida en abundancia y ser muy felices.













Durante todo este tiempo de Adviento nos van a acompañar las figuras de María y José, que esperan con nosotros el nacimiento de Jesús. También nos va a acompañar la Corona de Adviento, con la que iremos expresando cada domingo nuestra esperanza y la necesidad del nacimiento de Jesús, y la cercanía de la luz que ilumina nuestra vida. Durante estas semanas vamos a preparar un lugar en nuestro corazón para que Jesús pueda nacer en cada uno de nosotros.

EVANGELIO: Mc. 13, 33-37
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: -«Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento.
Es igual que un hombre que se fue de viaje y dejó su casa, y dio a cada uno de sus criados su tarea, encargando al portero que velara. Velad entonces, pues no sabéis cuándo vendrá el dueño de la casa, si al atardecer, o a medianoche, o al canto del gallo, o al amanecer; no sea que venga nesperadamente y os encuentre dormidos. Lo que os digo a vosotros lo digo a todos: ¡Velad!»

REFLEXIÓN:
¿Qué nos dice Él en el Evangelio?... Que tenemos que estar atentos y vigilantes para que no nos encuentre dormidos cuando venga.

Pues este es uno de los significados de la Corona de Adviento: encendemos un cirio para expresar que queremos estar despiertos, atentos y vigilantes, esperando el nacimiento de Jesús. Y además, así iremos expresando cada domingo que en la medida que se acerca su nacimiento hay más luz, porque Él es la Luz que ilumina nuestra vida. ¿Pero qué podemos hacer para estar atentos y preparar el nacimiento de Jesús?



Vamos a preparar nuestro corazón a Jesús con amor: Sí, HACIENDO EL BIEN; trabajando, ayudando en casa, siendo ambles y educados.
expresar que queremos estar despiertos, atentos y vigilantes, esperando el nacimiento de Jesús. Y además, así iremos expresando cada domingo que en la medida que se acerca su nacimiento hay más luz, porque Él es la Luz que ilumina nuestra vida.
¿Pero qué podemos hacer para estar atentos y preparar el nacimiento de Jesús?

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información