domingo, 17 de mayo de 2015

¿Qué hacer ante…? El niño que se bloquea en los exámenes



El niño que se bloquea en los exámenes
El caso
Isabel tiene ocho años y es una excelente alumna de 2º curso de Primaria. Está muy atenta en clase y siempre hace los deberes en su casa. Posee un vocabulario muy por encima de la media de su clase y una base magnífica en casi todas las asignaturas.
Sin embargo, Isabel no rinde prácticamente nada cuando sus profesores le plantean una prueba escrita u oral sobre un tema dado.
La verdad es que, luego, cuando con tranquilidad se le hacen las mismas preguntas, siempre se las sabe. Pero en el examen no contesta casi nada de lo que sabía.
El claustro de profesores ha considerado oportuno ir acostumbrando a los niños a una serie de ejercicios que les exigen responsabilizarse con una tarea.
De momento, el problema de Isabel no es muy grave, piensan los profesores, pero a todos les gustaría que se pusiera menos nerviosa en las pruebas y rindiera más.
¿Qué podemos hacer?
El miedo a los exámenes es normal. Lo que no es normal es que sistemáticamente el rendimiento en el examen sea malo.
Todos nos ponemos nerviosos ante los exámenes. De hecho, un cierto nerviosismo hace que nuestro rendimiento aumente. Sin embargo, una ansiedad exagerada es la razón principal por la que muchos niños presentan un rendimiento bajo en los exámenes.
Aunque Isabel sólo tiene 7 años, es conveniente que para disminuir su ansiedad ante la situación de examen hagamos pequeñas pruebas en clase y le propongamos otras para casa. Hay que asegurarse, eso sí, de que al principio las pruebas sean lo suficientemente fáciles para que pueda tener éxito. Cuando se sienta segura iremos incrementando progresivamente la dificultad de las pruebas.
Podemos, asimismo, entrenar a Isabel para que practique la relajación mientras se imagina en el aula de exámenes haciendo una prueba.
También, poco a poco, hay que ir enseñándole a distribuir el tiempo durante la realización de las pruebas. Le haremos ver que es mejor intentar responder a todas las preguntas del examen que desarrollar muy bien sólo una o dos. Le aconsejaremos que controle el tiempo con frecuencia. Practicaremos con ella la lectura de los enunciados.
Ese tiempo es crucial para el éxito en el examen. Si no sabe contestar o no entiende una pregunta, le enseñaremos a mantener la calma y pasar a la siguiente aplicando las técnicas de relajación que hemos practicado con ella.

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información