jueves, 11 de febrero de 2016

CUARESMA 2016: SUBAMOS A LA CUMBRE DE LA MISERICORDIA

Esta cuaresma proponemos una escalada hacia la cumbre de la misericordia, culmen del amor hasta el extremo, la pasión, cruz y resurrección de Jesucristo. Durante los cinco domingos de Cuaresma iremos construyendo, sílaba a sílaba, la palabra MI-SE-RI-COR-DIA. Los hombres y las mujeres estamos llamados a encontrarnos con Dios, el creador de todo, y en el fondo de nuestro corazón no descansaremos hasta encontrarnos con Él. La aceptación de su voluntad implica la renuncia a lo que somos, para dejarnos inundar de su amor, y ser en la tierra un instrumento de su misericordia.

En Jesús podemos ver esta entrega hasta el extremo. Cada año la cuaresma nos invita a buscar la auténtica realidad de nuestra felicidad, nuestro anhelo más profundo es gozar de la presencia de Dios, y actuar según Él ha pensado para cada uno de nosotros. La Cuaresma es un tiempo de paso, de esperanza, de camino, hacia un punto culminante, Jesucristo. Para ello, se propone una travesía interior, la “escalada cuaresmal”, que, como toda escalada, necesita que vayamos ligeros de equipaje, bien calzados. Con las herramientas propias de la actividad que vamos a desarrollar: ayuno, limosna y oración. Similar a la actividad deportiva a la que hace referencia, necesitaremos coordinar nuestro cuerpo, mente y corazón para conseguir cumplir los objetivos, alcanzar la cima, descubrir el misterio de la cruz. Además de este camino hacia la cruz, iremos profundizando en la experiencia de la misericordia, como manifestación infinita del amor divino hacia los que nos quedamos sin aliento en el camino, y la que debemos propagar para hacer cumplir su voluntad como Padre bueno.

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información