viernes, 25 de marzo de 2016

PORQUE ES ETERNA SU MISERICORDIA

Jesús en la Eucaristía continua este misterio de Amor y  Misericordia por el que se entrega a nosotros hasta el extremo y nos capacita para amar con esta misericordia entrañable.
Con razón decía Madre Carmen: 
 Los sufrimientos de esta vida me parecen nada comparados con la dicha de poder recibir diariamente a Jesús Sacramentado.

Este amor no se queda en palabras bonitas; la ofrenda  de Jesús no fue un arrebato de sentimentalismo. Se hizo sangre y sudor; soledad y vacío; desamor y angustia; miedo y olvido de sí; pasión y cruz. 

Que este amor nos lleve hoy a dejarnos amar y hacerlo vida en las obras de misericordia. Como nos invita el papa Francisco, hagamos que exista la fraternidad y la bondad. Solo así haremos  creíble para el mundo de hoy la Buena Noticia de la Misericordia de Dios. 

Cada uno de nosotros tiene una historia a sus espaldas, cada uno de vosotros tiene una historia. Muchas cruces, mucho dolor; pero también un corazón abierto que quiere fraternidad. Cada uno, en su lenguaje religioso, rece al Señor para que esta fraternidad se contagie por el mundo. Para que no existan esas 30 monedas para matar a los hermanos, para que siempre haya fraternidad y bondad.
(Papa Francisco, Homilia Jueves Santo 2016)

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información