domingo, 27 de noviembre de 2016

Cielos, derramad vuestro rocío y lluevan las nubes al Salvador

Hoy parece que el tiempo nos ha acompañado en este comienzo del Adviento. La 2ª fraternidad de adultos de Paz y Bien, hemos celebrado un retiro en el que hemos profundizado sobre la importancia de este tiempo para los cristianos: Dios mismo sale a nuestro encuentro para llenarnos de su vida y su alegría. Derrama sobre nosotros una lluvia de bendiciones que es su mismo Hijo Jesús. Pedimos a María que nos prepare para decir: "hágase" como ella.


0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información