lunes, 5 de diciembre de 2016

Con María Inmaculada: VASIJA DE BARRO

Una vasija de barro es un recipiente que al ser poroso se queda con el color y el olor de lo que contiene. Puede estar vacía o llena, quedarse para sí o para los demás.
Así es María del color y olor de Dios, una vasija llena del Señor. Quien se acerca a Ella puede percibir siempre el amor y la misericordia de Jesús; su tiempo, cualidades y todo lo suyo lo ha recibido de Él para los demás.
¿Perciben los demás el amor y la misericordia de los que Dios me llena?
¿Para quién es mi tiempo y todo lo bueno que Dios me ha dado?

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información