sábado, 2 de diciembre de 2017

TRIDUO EN HONOR DE MARÍA INMACULADA

Comenzamos hoy un triduo en honor de María Inmaculada, a quien en estos días anteriores a su fiesta, toda la Iglesia eleva sus ojos: para mirar a la que quiso ser la esclava del Señor y contemplar asombrados y agradecidos las maravillas que Dios obró en Ella.


Nos imaginamos a María muy sorprendida por el saludo del ángel: "¡Salva, llena de gracia! El Señor está contigo; bendita tú entre las mujeres". Pero, como siempre, reacciona sin mirarase a si misma, sino segura de que Dios es poderoso.

La Inmaculada no es sólo la limpia de pecado... ¡Es la llena de gracia! Ella nos enseña a cuidar la gracia recibida en el Bautismo y recobrada en cada celebración del sacramento del Perdón. Que no nos expongamos a peligros que nos llevan por el camino del mal y del pecado. ¡Cuidemos el don de la gracia recibido en el bautismo luchando contra el mal!

0 comentarios:

Publicar un comentario

--

 
Esta web utiliza cookies de Google para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y para analizar el tráfico. Si continuas en ella, se entiende que aceptas el uso de las mismas. OK Más información