CON OJOS DE NIÑO

CON OJOS DE NIÑO

Los niños no tuvieron reparo en alabar y bendecir a Jesús en su entrada a Jerusalén.  Su mirada limpia, sencilla, sin prejuicios nos enseña a mirar a Jesús Crucificado con el deseo de curar sus heridas, consolarlo y descubrir su amor.

Esto es lo que queremos anunciar con estos pasos portados por estos niños y niñas de Educación Infantil.

Agradecemos a todos los que han hecho posible que la banda de cornetas y tambores estuviera un año más con nosotros dando solemnidad a nuestra procesión. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *