UN REGALO INESPERADO

UN REGALO INESPERADO
«Mirad en los niños la presencia de Jesús infante». Con cara de sorpresa, ilusión y tomados de la mano, han sido los pequeños de 3 años, como grupo, los primeros en visitar la Capilla de Madre Carmen en este tiempo de pandemia. No estaba preparado, ha sido la DIVINA PROVIDENCIA la que lo ha dispuesto así.  Y es que los pequeños son siempre los preferidos del Señor. 
 
Después de ellos, todos los grupos tendremos el gran regalo de celebrar la fiesta de Madre Carlota de la Visitación en la Capilla de Madre Carmen. 
 
Las dos son modelo de santidad e intercesoras en el cielo. Así lo ha ratificado la Iglesia. Como ellas, también nosotros queremos dar con nuestra vida  «un sí al Amor».